miércoles, 12 de agosto de 2009

1. VISIÒN DEL BLOG

El fin del presente blog es presentar una síntesis de lo poco o nada que se conoce sobre esta antigua relación Ecuador - Croacia, y compartir experiencias personales en la búsqueda de mis raíces.

Las nuevas generaciones de croatas- ecuatorianos (nietos, bisnietos o tataranietos) desconocen esta parte de su vida, talvez porque Croacia nació como un nuevo estado en Enero de 1992, luego de la penosa guerra acontecida en 1991; ó quizás sus antepasados no tenían idea a que imperio, reino ó estado pertenecían, y no pudieron transmitir sentimientos de admiración y orgullo por su lejana tierra.


La propiedad intelectual de la presente investigación publicada en este blog, pertecenece a Yamil Ciurliza Andrade, registrada bajo derecho de autor a través de las instituciones correspondientes.

Si alguien desea compartir sus conocimientos y experiencias personales con la comunidad, se lo invita a participar a través de este medio. Sólo se pide que este blog sea un canal de información y comentarios con fines positivos, y además permita conocer, enseñar y difundir la historia que los libros no citan.

2. BUSCANDO MIS RAÌCES


Esta historia comienza en el año 2000, cuando en una visita a una tía abuela (Flora Ciurliza Pico) quien residía en Machalilla, provincia de Manabí, Ecuador, me cuenta sobre la historia de su abuelo, Juan Ciurliza, quien había llegado desde Austria- Hungría y formó un hogar en tierras ecuatorianas.

En un inicio no le presté mucha atención a la historia; sin embargo, cuando ella me muestra una antigua tarjeta de visita en la cual había una fotografía tomada en Dubrovnik, y en la cual aparecía una familia que resultaban ser familiares de mi tatarabuelo, surgió la inquietud de conocer si la historia era verdad, y más que todo contactar a quienes serían la actual descendencia de aquella familia.

Mi primer paso fue averiguar a través de internet sobre el apellido. Como resultado logré contactar a Frank Kurcina, un investigador en Europa, quien me facilitó la información obtenida del libro “El Espíritu Croata” escrito por el Sr. José Spoja, peruano de ascendencia croata. En el citado libro está escrita la historia de los miembros de la familia Ciurlizza en Perú, especialmente los radicados en Lima.

Para el año 2001, logro contactar a una familia Curlica residente en Dubrovnik, a quienes envíe una carta escrita en croata, gracias a la ayuda de una internauta chilena casada con un ciudadano croata, a quienes sin conocer, me ayudaron a traducir mi carta del español a dicho idioma.

La dirección de la familia a quienes envíe la carta, la había conseguido a través de la guía telefónica de Croacia en internet. Honestamente, no pensé que lograría respuesta alguna, ya que habían pasado alrededor de 120 años desde que mi tatarabuelo se aventuró a América, y nadie tanto en Ecuador como en Croacia había intentado rastrear a sus parientes lejanos. Sin embargo, siempre hay un pionero....

Dicha familia era la del Capitán Milan Curlica, quien me respondió a través de su hija Jelena. Creo que el momento en que recibí su correo electrónico, ha sido uno de los momentos más alegres de mi vida. A partir de ese momento, varios acontecimientos más he vivido junto y gracias a ellos.

Volviendo a la familia Ciurlizza del Perú, para inicios del año 2002 logro contactar a través de internet a Jessica Ciurlizza, quien reside en Chiclayo, en la costa norte peruana. Cuando mi tía abuela conversaba sobre la historia del inmigrante austriaco, también me citaba que su antepasado había tenido familia en Perú, ya que Juan Ciurliza se dedicó al comercio marítimo entre distintos puertos ecuatorianos y peruanos. En esa época yo pensaba que la descendencia Ciurlizza del Perú, estaba relacionada solo a mi tatarabuelo, hecho que luego corroboré no había sido así.

En septiembre del 2002, me aventuro a viajar a Perú y tratar de conocer a los parientes. Mi primera parada era en Chiclayo para conocer a Jessica. Como anécdota puedo citar que los dos nos conocíamos vía internet, pero no físicamente. El día del viaje, la llamé y le cité que estaba partiendo, y ella me citó que me esperaría en la terminal de autobuses. Cuando el autobús arribó a Chiclayo, eran las 3 de la mañana, y habían pocas personas, entre ellas mi prima Jessica, a quien me acerqué y le pregunté si era la persona a quien estaba esperando. Desde ese día, una nueva amistad entró en mi vida.

A través de Jessica, conocí a otros parientes Ciurlizza en el norte peruano. Una de ellos fue la Abg. Sara Ciurlizza Romero, gracias a quién contacté a la familia Ciurlizza Celis en Lima. Yo había intentado contactar vía internet a Sandra Ciurlizza Celis un año antes, sin embargo el intento fue fallido. Teniendo solo el teléfono de dicha familia, me aventuré a la capital peruana. Como anécdota puedo citar que cuando llegué a Lima, yo llamé por teléfono a Carlo Ciurlizza Celis, a quien solo conocía por referencia. Cuando lo vi entrar a la terminal de autobuses, yo dije “Ese señor por el físico debe ser Ciurlizza” y así sucedió. Luego conocí a sus hermanas Carla, Maggi, Sandra y su señora madre.

Como anécdota, tanto Carlo como su padre Carlos Ciurlizza, habían viajado en distinta épocas a Ecuador en su juventud, buscando rastros de parientes ecuatorianos. En ese viaje descubrí que la historia que mi tía abuela me había contado era cierta. Ella decía que hace unos 50 o 60 años atrás, un hermano de mi tía abuela (Alvaro Ciurliza Pico), había conocido en Guayaquil a un jinete peruano que visitaba Ecuador. Esa persona era Carlos Ciurlizza.

En ese primer viaje tuve la oportunidad de conocer la Asociación Croata “Dubrovnik”, y el Consulado de Croacia en Lima. En ese momento descubrí que mi tatarabuelo Juan Ciurliza, no fue el único miembro de la familia Curlica que había partido desde Europa en el siglo XIX. Según los registros del Consulado de Croacia, también llegaron a Perú Antun (Antonio), Lovro (Lorenzo) y Bozo (Manuel) Curlica, parientes de mi tatarabuelo, cuyo nombre en croata era Ivo Curlica Ban, nacido en Mokosica, Dubrovnik en el año 1840.

Como síntesis puedo decir que aquel viaje fue inolvidable, porque los resultados logrados eran superiores a los esperados.

Para el año 2005, obtengo una beca de estudios en Bélgica. Es en ese momento que aprovecho la oportunidad de visitar Croacia y conocer Dubrovnik, la tierra de mi tatarabuelo. Además de cumplir una promesa que le había hecho al Capitán Milan Curlica en octubre 9 del 2002, fecha en que tuve la grata oportunidad de compartir un almuerzo en mi hogar en la ciudad de Guayaquil, cuando él aún navegaba los mares del mundo.

Para tal efecto, tome un vuelo Bruselas – Frankfurt – Zagreb a través de la aerolínea Croatia Airlines. El avión aterrizó a las 6 de la tarde en el aeropuerto de Pleso, a 15 minutos de la capital. La primera idea que vino a mi mente fue la guerra civil que Croacia vivió en 1991, por buscar la independencia de la antigua Yugoslavia. En el terminal de autobuses me esperaba Jelena Curlica, quien sabía de mi viaje programado. Como una anécdota, puede citar que hasta dos días antes de mi viaje, no la conocía físicamente ni ella a mi, por lo que me envió una fotografía para poder reconcerla, como así sucedió.

Esa noche y todo el siguiente día los pasé en Zagreb, conociendo sus alrededores e iglesias. Tuve la oportunidad de asistir a una misa celebrada en idioma croata. Una experiencia gratificante, ya que pude palpar la ferviente fe católica del pueblo croata. Por la noche viajé en autobús a Dubrovnik, en un recorrido de 11 horas aproximadamente.



Al día siguiente amanecí observando el mar Adriático, cuyas aguas mi antepasado navegó en algún momento de su vida. Alrededor de las 8 de la mañana el autobús llego a Dubrovnik, en donde me esperaba el Capitán Milan Curlica. En su departamento nos esperaba su esposa, Sonja Curlica, quién con su desayuno hizo que recordara mi casa, tan lejos de aquella ciudad en Europa.


Durante ese día conocí la ciudad antigua, la cual es una joya arquitectónica única, por eso a Dubrovnik se la conoce como la “Perla del Adriático”. Tuve la oportunidad de recorrer las antiguas calles donde transitó mi tatarabuelo hace más de 150 años atrás. Para mi interior yo sentía que había cerrado el círculo, el cual inició mi antepasado al venir a América, y yo ir a su tierra, a Croacia.

Durante esos días también conocí Mokosica, ubicada a 15 minutos en carro desde Dubrovnik. Mokosica es la localidad de donde salieron varios raguseos hacia América y el mundo, uno de ellos Ivo Curlica, además Tomo Knezevic y los hermanos Uskokovic Silje. Visité el cementerio del antiguo Mokosica, en donde encontré los apellidos citados escritos en las tumbas.

En pocas palabras, puedo decir que mi viaje a Dubrovnik y Croacia fue la mejor experiencia de vida en mi adultez, ya que me demostró que cuando el ser humano tiene sueños y pelea por ellos, estos terminan lográndose.

3. DIÀSPORA CROATA: ETAPAS DE MIGRACIÒN


Ecuador y Croacia han mantenido una relación histórica de inmigración por muchos años, la cual talvez se remonta hacia fines del siglo XIX. No existe información en alguna entidad pública que así lo certifique.


A pesar de aquello, la presencia de croatas en Ecuador se puede asemejar a la experimentada en varios países de Sudamérica, como Argentina, Chile y Perú, hacia los cuales llegaron muchos inmigrantes en distintas épocas.


Varios libros editados tanto en Sudamérica como en Croacia diferencian tres etapas:


El primer grupo humano fueron parte de la migración masiva que se originó en Croacia hacia América entre 1880 y 1920, debido a razones económicas en su mayor parte, mientras que otros fueron parte de la “migración en cadena” (un ciudadano mandaba a buscar a otro familiar), que se desarrolló como una moda en aquellos años en el litoral dálmata.


Dichos inmigrantes llegaron con la nacionalidad austriaca, ya que en esa época, el actual territorio croata era parte del Imperio Austro-Húngaro. Entre aquellos ciudadanos se encontraban Ivo Curlica (Juan Ciurliza), Tomo Knezevic (Tomás Kenezevich), Gregorio y Jakob Uskokovic Silje, Marko Kravarovic; quienes se asentaron en varias localidades de las provincias de Manabí y Guayas, tales como Machalilla, Bahía de Caráquez y Guayaquil.

La mayoría de ellos se dedicó al comercio. Estos ciudadanos austriacos fueron atraídos por la fiebre de la tagua, o marfil vegetal blanco. Dicho fruto se encontraba en las montañas manabitas, y era exportado a Europa para fabricar especialmente botones.


Los sitios exactos de procedencia de todos aquellos ciudadanos que llegaron en esta primera etapa, no se han podido determinar fácilmente; sin embargo, tomando como fuente el libro “Los Croatas y América” de Ljubomir Antic, se cita textualmente que “los croatas que llegaron a Chile, eran mayoritariamente de la isla de Brac (Brazza), y los croatas que arribaron a Perú eran originarios del área de Dubrovnik, o también conocida como la República de Ragusa”.

Los apellidos citados Curlica, Knezevic, Uskokovic y Kravarovic eran originarios de Mokosica, Dubrovnik, mientras que el apellido Tramontana era proveniente de la isla de Vis.


Un segundo grupo humano llegó después de la Segunda Guerra Mundial. Sudamérica recibió a muchos croatas, en esa época llamados Yugoslavos, ya que la actual Croacia pasó a formar parte de la primera Yugoslavia, o también conocida como el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, en 1918.


Aquellos inmigrantes venían escapando de la represión política del naciente estado, y varios países latinoamericanos como Argentina y Perú los acogieron en sus territorios. Algunos de esos ciudadanos llegaron a Ecuador e hicieron sus vidas.


Una tercera etapa se ha producido en los últimos años, en los cuales han llegado a Ecuador ciudadanos croatas por fines comerciales, negocios y religiosos.

4. APELLIDOS CON ORIGEN CROATA EN ECUADOR

Entre los apellidos con origen croata, y sectores aledaños, que se encuentran en Ecuador, se citan:

Beuta
Bjasevic (Biasevich)
Bielic (Bielich)
Bodnica (Bodniza)
Brboric (Brborich)
Buljubasic (Buljubasich)
Bugarija
Cuka
Cindric (Cindrich)
Curlica (Ciurliza)
Diminic (Diminich)
Gossdenovic (Gossdenovich)
Hablic (Hablich)
Klindic (Klindich)
Knezevic (Kenezevich)
Kravarovic (Kravarovich)
Kovacevic (Kovacevich)
Kusjanovic (Kusianovich)
Mandic( Mandich)
Maric (Marich)
Marusic (Marusich)
Miletic (Miletich)
Munk
Pandzic (Pandzich)
Pehovac (Pehovaz)
Peribonio
Radic (Radich)
Savinovic (Savinovich)
Tomsic (Tomsich)
Tramuntana (Tramontana)
Uskokovic (Uscocovich)
Vodopivec
Vuskovic (Vuskovich)
Srna (Zerna)
A fecha de octubre del 2014, se pueden añadir los siguientes apellidos: Badovinac, Balic, Barukcic, Celinscak, Cetinic, Cimera, Darlic, Dodic, Gadzovski, Ivicevic, Klaic, Kolic, Kovacic, Lisica, Macan, Martinic, Pratelj, Rodic, Sparovic, Spitzer, Topic, Trampus 

Es probable que por desconocimiento del autor, se omitan algunos apellidos de dicha procedencia, y vale indicar que no todos llegaron en una misma etapa de las citadas anteriormente.

5. DUBROVNIK: LA PERLA DEL ADRIÀTICO

Ragusa, o en idioma croata Dubrovnik, se encuentra ubicada al sur de la costa de Croacia, a orillas del mar Adriático. Fue fundada alrededor del año 650 DC, por habitantes de la ciudad griega de Epidauros, y luego habitada por pescadores del Imperio Romano.

Hasta el año 1205, Dubrovnik estuvo bajo dominio Bizancio, pasando luego al dominio de Venecia. Desde 1358, se volvió independiente con atributos de estado soberano, cancelando un tributo anual al rey húngaro-croata para asegurarse ayuda militar. Años más tarde, los turcos invadieron los Balcanes, pero Dubrovnik continuó de forma soberana al cancelar tributos al sultán turco.

A partir de una organización de comuna medieval, Dubrovnik se desarrolló en una ciudad-estado que desde comienzo del siglo XV fue internacionalmente reconocida como la Republica de Dubrovnik. Dicha sociedad estaba dividida en tres estratos sociales: los nobles, los plebeyos y los campesinos.

La República de Dubrovnik sirvió como un enlace importante entre el Occidente y el Oriente. Dicho enlace no fue solo comercial, también fue cultural y humano. Para fines del siglo XVI, la marina mercante de Dubrovnik se estimaba en 200 barcos que navegaban todos los mares. Para el 1800, Dubrovnik contaba con una red de 80 oficinas consulares esparcidas en distintos puntos del planeta. Gracias a una diplomacia muy inteligente, la República fue un estado libre por 450 años, hasta que en el año 1805 fue ocupada por las tropas francesas.

La República de Dubrovnik desapareció en el año 1808 como consecuencia del poder del gobierno de Napoleón. Después de su derrota definitiva, surgieron algunas esperanzas de conseguir la libertad e independencia nuevamente, pero en el Congreso de Viena de 1815 fue adjudicada al Imperio de Austria. Teniendo desarrollada la marinería, Dubrovnik siguió vegetando bajo el imperio Austro-Húngaro.

Entre las dos guerras mundiales, Dubrovnik vivió sobretodo de sus compañías marítimas. A partir de la década del 50 del siglo XX, Dubrovnik contó con un brusco crecimiento del turismo. Se erigieron hoteles de alta categoría en las proximidades inmediatas de la ciudad. A fines de los años ochenta, Dubrovnik ya era uno de los más apreciados destinos turísticos de Europa.

Luego de celebradas las elecciones de 1990, el entonces Ejército Popular Yugoslavo cometió en el otoño de 1991 uno de los más criminales ataques militares contra la población de Dubrovnik. La destrucción de todas sus bellezas culturales, permitió que el mundo entero fijara su atención sobre la terrible guerra.

En la actualidad, la ciudad se está renovando rápidamente y los turistas nuevamente acuden a sus murallas y palacios. Ya en pleno siglo XXI, Croacia y Dubrovnik se han convertido en uno de los destinos turísticos europeos más visitados.

Dubrovnik es un orgullo para Croacia y una verdadera joya para toda Europa. Si desean realizar un tour virtual, se los invita a visitar el link: http://ketari.nirudia.com/11500, a través del cual ustedes pueden apreciar las atracciones turísticas del sur del litoral croata, comprendiendo el àrea de:

- Stari Dubrovnik (Antiguo Dubrovnik)
- Stari y Novo
Mokošica (Antiguo y Nuevo Mokošica)
- Rijeka Dubrobačka (Río Ombla ó Río de Dubrovnik)

6. LINKS WEBS RELACIONADOS A CROACIA Y OTRAS DIÀSPORAS

A través de estos años de investigación, se han creado varios sitios en Internet, los cuales permiten conocer diversos aspectos de Croacia, Dubrovnik y su diáspora.

Me permito compartir con ustedes algunos de ellos:

- Ministerio de Turismo de Croacia:
www.mint.hr
- Ministerio de Relaciones Exteriores: www.mfa.hr/
- Oficina Nacional de Turismo de Croacia: www.htz.hr/
- Sitios web de Dubrovnik: www.visitdubrovnik.hr, www.tzdubrovnik.hr
- Playas en Croacia: www.croatia-beaches.com
- Líneas Áreas de Croacia: www.croatiaairlines.com


Estudios e investigaciones de Croatas en Sudamérica:
- Organización Studia Croatica:
www.studiacroatica.org/
- Croatas en Perú (Extracto del Espíritu Croata): www.geocities.com/Athens/8887
- Croatas en Chile: www.albumdesierto.cl/eco/pdfs/mataic.pdf
- Croatas en Bolivia: www.facebook.com/group.php?gid=123196178693&ref=share


Otros sitios interesantes en la web:
www.croatians.com
www.croatianroots.com
www.crolinks.com
www.croatia.hr/
www.croacia.com.ar/
www.croaciaviva.com
www.hic.hr

www.croatia.ch (Informacion diversos temas en idioma Croata)

7. BIBLIOGRAFÌA Y AGRADECIMIENTOS


Buena parte de la presente información se ha obtenido a través de varias fuentes: viajes dentro y fuera de Ecuador, testimonios, entrevistas, portales en internet, y bibliografía personal (Los Croatas y América, Presencia croata en el Perú 1948-1998, Los Croatas en Chile, Dubrovnik – Libro de Oro).

Un agradecimiento especial para el Sr. José Spoja (Autor de El Espíritu Croata), y también al Sr. Dane Mataic (Autor de Los Croatas en Chile), por su ejemplo de investigación y amabilidad de compartir sus conocimientos.


Deseo dejar constancia de mis agradecimientos a los Sres. Marko Burin, ex Presidente de la Asociación Croata Dubrovnik, y autor del libro “La Familia Croata en el Perú” (editado en Mayo del 2009), así como también al Sr. Mons. Drago Balvanovic, Párroco de la Vicaría Pastoral de la Comunidad Croata, a quienes tuve la oportunidad de conocer personalmente en la presentación del conjunto de danzas efectuada en la ciudad de Lima en Septiembre 3 del 2009, en la sede de la Asociación

De la misma forma un agradecimiento a Carla Ciurlizza en Lima - Perú, por permitirme exponer a través de su blog (http://ciurlizza.blogspot.com/) los primeros resultados de mi investigación, y que dio paso a generar el interés por el origen de este apellido en común.




Las fotos que aparecen en el tour virtual, son parte del trabajo del Sr. Ketari, quien gentilmente ha permitido el acceso gratuito a su fotolog.