lunes, 29 de octubre de 2018

El IV Encuentro de la Diaspora Croata en Sudamérica



Este importante evento regional se realizó en la ciudad de Guayaquil, Ecuador, durante los días 26, 27 y 28 de octubre de 2018, dirigido a las comunidades de croatas y sus descendientes de Chile, Perú, Ecuador y Bolivia. Además se contó con la participación de un representante por Venezuela, y una corta delegación de Paraguay.
  
El primer día se llevo a cabo en el Hotel Sheraton, donde se expusieron varias conferencias sobre los aspectos económicos, culturales y becas de estudio en Croacia. Se contó con la participación de la Sra. Embajadora Nives Malenica, la Sra. Cónsul Honoraria de Croacia en Lima, Ana María Kulievan P.,  el Sr. Cónsul Honorario  de Croacia en Santa Cruz, Bolivia, Ing Robert Jakubek. Asimismo expusieron el Sr. Yovan Trkovich, representante del club Estadio Croata de Santiago de Chile, la Sra. Branka Bezic, Directora de MATICA (Fundación para la emigración croata) con sede en Split, y otros conferencistas.







Para la noche del viernes 26 de octubre, se organizó una velada artística en el Teatro Centro de Arte de Guayaquil, con una excelente presentacion de los artistas invitados (Familia Sober y el pianista Javor Bracic).  



Para el sábado 27 de octubre en la mañana, se planificaron dos tours, uno hacia la hacienda de cacao, y otra de banano.


Para el último día, domigo 28 de octubre en la mañana, los participantes asistieron a una misa en español y croata, efectuada en el Parque Histórico Guayaquil.




 



martes, 7 de agosto de 2018

EL LEGADO DE LOS CROATAS Y SUS DESCENDIENTES EN ECUADOR

Sr Ricardo Rodríguez Sparovich

Nació en la ciudad de Milagro, Provincia del Guayas, en el año 1925. Sus padres ecuatorianos fueron el Sr. José Rodríguez y la Sra. Augusta Sparovich.  Fue nieto de Francisco Sparovic Schaffino, austriaco proveniente de Dalmacia y que arribó a Ecuador a fines del siglo XIX, en la época de los primeras industrias azucareras en el país. Las 6 hijas de Francisco fueron: Augusta, América, Rosa, Rafaela, Leonor y Amada Sparovich Suárez, nacidas en la ciudad de Milagro, Guayas.

Sra. América Sparovich S. y familia. Milagro, 1952



Don Ricardo Rodríguez Sparovich, también conocido como "Chiquito Rodríguez" por su estatura de 1.88 m, fue una persona importante, y muy apreciado en los ámbitos cultural, deportivo y cívico dentro de la ciudad de Milagro. Tal es así, que luego de acontecido su deceso en el año 2013, por gestión de la presente Alcadesa de la ciudad, se emitió un decreto municipal para nombrar a la Bibilioteca Municipal de Milagro con su nombre. Adicionalmente su imagen, con la aprobación de sus descendientes, podrá ser utilizada en actos culturales, educativos, y cívicos que se efectúen en el futuro.

                                                        Dia de reinauguracion de la biblioteca


Sr. Carlos A. Ciurliza Manrique

Nació en Jipijapa, Provincia de Manabí, en el año 1888. Hijo del austríaco Juan Ciurliza y la ecuatoriana María Manrique. 

Junto a su hermano Domingo Baltazar, se dedicaron al comercio marítimo y terrestre en el puerto de Machalilla, en la época de mayor auge de la exportación de la tagua y el sombrero de paja toquilla desde las costas manabitas hacia el extranjero. Fueron propietarios de la playa de Los Frailes y la isla de La Plata.

                                            Carlos A. Ciurliza M. y sobrinos-as en Machalilla

 Siendo una persona estimada por la comunidad donde vivió y falleció, en su juventud donó en el año 1904 junto a su padre las campanas de la iglesia católica del lugar. 

                                                  Limpieza de las campanas en julio de 2010

Sr. Juan Uscocovich Kravarovich



Nació en Mokosica, Dubrovnik en el año 1859, y hermano de Marko y Antonio, también del sur del litoral de Croacia. Llegó primero al puerto de Paita, Perú en 1881, lugar desde donde zarpó rumbo a Chone, Ecuador en 1886, según consta en los Registros de matrimonio de la Iglesia de San Cayetano, Chone.

                                       Ivan Uskokovic K y familia.  Chone, Inicios del siglo XX

Juan (o Ivan Uskokovic en croata), se casó con la Sra. Esther Avilés, oriunda de Jipijapa, en el año 1896, en la Iglesia matriz de Chone. Ellos tuvieron 2 hijos: Antonio José y María Guadalupe Uscocovich Avilés, nacidos en Chone, Manabí. Perdieron a su padre Juan cuando eran niños, por lo que se trasladaron a vivir por varios años al balneario de Puerto Cayo, sur de Manabí.




lunes, 30 de noviembre de 2015

Actividades realizadas en el 2015


Como un breve resumen de actividades en este año 2015, en mayo se logró realizar en Guayaquil un corto curso de idioma croata gracias a la colaboración del Sr. Josko Medic, quien nos ayudó en temas básicos. 



Para las personas interesadas en aprender más del idioma croata, o con planes de visitar Croacia por turismo, vale mencionar como una nueva opción, las clases tutoriales en video que desarrolla Sanda Baretic, a través de su página CURSO CROATA. A continuación uno de sus videos (Frases básicas de croata) 
https://www.youtube.com/watch?v=7TKsKeup7Js 


En noviembre del 2015, la comunidad de croatas y descendientes en Ecuador, se reunió en Guayaquil para una cena - recepción por la nueva visita de la Sra. Embajadora de Croacia Nives Malenica, quién adicionalmente organizó por primera vez, los días consulares en Ecuador, tanto en Quito como en Guayaquil.


A continuación se puede apreciar el discurso de bienvendia por parte del Abg. Luis Avilés Uscocovich
 https://www.youtube.com/watch?v=Ng5BSZwomfo



jueves, 6 de noviembre de 2014

Visita de la Sra. Embajadora de Croacia en Ecuador - Octubre 2014


La comunidad de ecuatorianos - croatas tuvo la grata oportunidad de contar con la visita oficial de la Sra. Embajadora Nives Malenica, quien cumple sus funciones en Santiago de Chile, a partir de marzo 2014.

Los objetivos de su viaje fueron el entregar sus cartas credenciales ante el Gobierno de Ecuador, hecho acontecido el Jueves 23 de octubre del 2014 en la ciudad de Quito; así como el reunirse con las comunidades de croatas y descendientes en el país, tanto en Quito, como en Manta y Guayaquil.









lunes, 28 de octubre de 2013


Luego de varios años de haber publicado este blog, se agradece a todas las personas que lo ha revisado, buscando algo relacionado a Croacia o sus orígenes familiares. 

Como un breve resumen de hechos acontecidos durante cinco años, se manifiesta que:
 

Para el mes de Agosto del 2010, la comunidad ecuatoriana - croata contó con la visita de la Sra. Branka Bezic, directora en Split  de la Fundación para la emigación croata MATICA, quien junto al Sr. Mili Razovic, principal de la Camara de Tursimo de Split, estuvieron conociendo diversas ciudades del Ecuador, donde existe presencia de croatas y descendientes, en este caso: Guayaquil, Quito y Machalay a la vez, hacer un acercamiento con diversas autoridades tanto del sector público como privado, entre ellas el Municipio de Guayaquil, el Ministerio de Turismo, la Escuela de Turismo de la ESPOL
 
Un link con el extracto sobre tal visita que se publicó la revista de la Fundación: 
http://www.matis.hr/index.php/hr/novosti/898-turneja-hmi-split-po-ekvadoru


 












Ya para el mes de Julio del año 2013, Croacia entró a formar parte de la Unión Europea. Por tal motivo, se adjuntan nuevos links que permitan conocer mucho más a este hermoso país:

Croacia y la Unión Europea: http://www.croatia.eu/index.php?lang=2

Buscador de nombres y apellidos croatas: http://imehrvatsko.net/

Apellidos croatas y ubicación geográfica: http://www.prezime.net/

Curso de croata por internet (Fundación MATICA): 
http://www.matis.hr/index.php/es/proyectos/escuelas/1275-curso-de-idioma-croata-por-internet-4-de-marzo-26-de-mayo-2013

Press članak o odnosima Hrvatske i Ekvadora: http://www.hrsvijet.net/index.php?option=com_content&view=article&id=769%3Adani-qhrvata-u-ekvadoruq&catid=10%3Ahrv-udruge&Itemid=291


miércoles, 12 de agosto de 2009

1. VISIÒN DEL BLOG

El fin del presente blog es presentar una síntesis de lo poco o nada que se conoce sobre esta antigua relación Ecuador - Croacia, y compartir experiencias personales en la búsqueda de mis raíces.

Las nuevas generaciones de croatas- ecuatorianos (nietos, bisnietos o tataranietos) desconocen esta parte de su vida, talvez porque Croacia nació como un nuevo estado en Enero de 1992, luego de la penosa guerra acontecida en 1991; ó quizás sus antepasados no tenían idea a que imperio, reino ó estado pertenecían, y no pudieron transmitir sentimientos de admiración y orgullo por su lejana tierra.


La propiedad intelectual de la presente investigación publicada en este blog, pertecenece a Yamil Ciurliza Andrade, registrada bajo derecho de autor a través de las instituciones correspondientes.

Si alguien desea compartir sus conocimientos y experiencias personales con la comunidad, se lo invita a participar a través de este medio. Sólo se pide que este blog sea un canal de información y comentarios con fines positivos, y además permita conocer, enseñar y difundir la historia que los libros no citan.

2. BUSCANDO MIS RAÌCES


Esta historia comienza en el año 2000, cuando en una visita a una tía abuela (Flora Ciurliza Pico) quien residía en Machalilla, provincia de Manabí, Ecuador, me cuenta sobre la historia de su abuelo, Juan Ciurliza, quien había llegado desde Austria- Hungría y formó un hogar en tierras ecuatorianas.

En un inicio no le presté mucha atención a la historia; sin embargo, cuando ella me muestra una antigua tarjeta de visita en la cual había una fotografía tomada en Dubrovnik, y en la cual aparecía una familia que resultaban ser familiares de mi tatarabuelo, surgió la inquietud de conocer si la historia era verdad, y más que todo contactar a quienes serían la actual descendencia de aquella familia.

Mi primer paso fue averiguar a través de internet sobre el apellido. Como resultado logré contactar a Frank Kurcina, un investigador en Europa, quien me facilitó la información obtenida del libro “El Espíritu Croata” escrito por el Sr. José Spoja, peruano de ascendencia croata. En el citado libro está escrita la historia de los miembros de la familia Ciurlizza en Perú, especialmente los radicados en Lima.

Para el año 2001, logro contactar a una familia Curlica residente en Dubrovnik, a quienes envíe una carta escrita en croata, gracias a la ayuda de una internauta chilena casada con un ciudadano croata, a quienes sin conocer, me ayudaron a traducir mi carta del español a dicho idioma.

La dirección de la familia a quienes envíe la carta, la había conseguido a través de la guía telefónica de Croacia en internet. Honestamente, no pensé que lograría respuesta alguna, ya que habían pasado alrededor de 120 años desde que mi tatarabuelo se aventuró a América, y nadie tanto en Ecuador como en Croacia había intentado rastrear a sus parientes lejanos. Sin embargo, siempre hay un pionero....

Dicha familia era la del Capitán Milan Curlica, quien me respondió a través de su hija Jelena. Creo que el momento en que recibí su correo electrónico, ha sido uno de los momentos más alegres de mi vida. A partir de ese momento, varios acontecimientos más he vivido junto y gracias a ellos.

Volviendo a la familia Ciurlizza del Perú, para inicios del año 2002 logro contactar a través de internet a Jessica Ciurlizza, quien reside en Chiclayo, en la costa norte peruana. Cuando mi tía abuela conversaba sobre la historia del inmigrante austriaco, también me citaba que su antepasado había tenido familia en Perú, ya que Juan Ciurliza se dedicó al comercio marítimo entre distintos puertos ecuatorianos y peruanos. En esa época yo pensaba que la descendencia Ciurlizza del Perú, estaba relacionada solo a mi tatarabuelo, hecho que luego corroboré no había sido así.

En septiembre del 2002, me aventuro a viajar a Perú y tratar de conocer a los parientes. Mi primera parada era en Chiclayo para conocer a Jessica. Como anécdota puedo citar que los dos nos conocíamos vía internet, pero no físicamente. El día del viaje, la llamé y le cité que estaba partiendo, y ella me citó que me esperaría en la terminal de autobuses. Cuando el autobús arribó a Chiclayo, eran las 3 de la mañana, y habían pocas personas, entre ellas mi prima Jessica, a quien me acerqué y le pregunté si era la persona a quien estaba esperando. Desde ese día, una nueva amistad entró en mi vida.

A través de Jessica, conocí a otros parientes Ciurlizza en el norte peruano. Una de ellos fue la Abg. Sara Ciurlizza Romero, gracias a quién contacté a la familia Ciurlizza Celis en Lima. Yo había intentado contactar vía internet a Sandra Ciurlizza Celis un año antes, sin embargo el intento fue fallido. Teniendo solo el teléfono de dicha familia, me aventuré a la capital peruana. Como anécdota puedo citar que cuando llegué a Lima, yo llamé por teléfono a Carlo Ciurlizza Celis, a quien solo conocía por referencia. Cuando lo vi entrar a la terminal de autobuses, yo dije “Ese señor por el físico debe ser Ciurlizza” y así sucedió. Luego conocí a sus hermanas Carla, Maggi, Sandra y su señora madre.

Como anécdota, tanto Carlo como su padre Carlos Ciurlizza, habían viajado en distinta épocas a Ecuador en su juventud, buscando rastros de parientes ecuatorianos. En ese viaje descubrí que la historia que mi tía abuela me había contado era cierta. Ella decía que hace unos 50 o 60 años atrás, un hermano de mi tía abuela (Alvaro Ciurliza Pico), había conocido en Guayaquil a un jinete peruano que visitaba Ecuador. Esa persona era Carlos Ciurlizza.

En ese primer viaje tuve la oportunidad de conocer la Asociación Croata “Dubrovnik”, y el Consulado de Croacia en Lima. En ese momento descubrí que mi tatarabuelo Juan Ciurliza, no fue el único miembro de la familia Curlica que había partido desde Europa en el siglo XIX. Según los registros del Consulado de Croacia, también llegaron a Perú Antun (Antonio), Lovro (Lorenzo) y Bozo (Manuel) Curlica, parientes de mi tatarabuelo, cuyo nombre en croata era Ivo Curlica Ban, nacido en Mokosica, Dubrovnik en el año 1840.

Como síntesis puedo decir que aquel viaje fue inolvidable, porque los resultados logrados eran superiores a los esperados.

Para el año 2005, obtengo una beca de estudios en Bélgica. Es en ese momento que aprovecho la oportunidad de visitar Croacia y conocer Dubrovnik, la tierra de mi tatarabuelo. Además de cumplir una promesa que le había hecho al Capitán Milan Curlica en octubre 9 del 2002, fecha en que tuve la grata oportunidad de compartir un almuerzo en mi hogar en la ciudad de Guayaquil, cuando él aún navegaba los mares del mundo.

Para tal efecto, tome un vuelo Bruselas – Frankfurt – Zagreb a través de la aerolínea Croatia Airlines. El avión aterrizó a las 6 de la tarde en el aeropuerto de Pleso, a 15 minutos de la capital. La primera idea que vino a mi mente fue la guerra civil que Croacia vivió en 1991, por buscar la independencia de la antigua Yugoslavia. En el terminal de autobuses me esperaba Jelena Curlica, quien sabía de mi viaje programado. Como una anécdota, puede citar que hasta dos días antes de mi viaje, no la conocía físicamente ni ella a mi, por lo que me envió una fotografía para poder reconcerla, como así sucedió.

Esa noche y todo el siguiente día los pasé en Zagreb, conociendo sus alrededores e iglesias. Tuve la oportunidad de asistir a una misa celebrada en idioma croata. Una experiencia gratificante, ya que pude palpar la ferviente fe católica del pueblo croata. Por la noche viajé en autobús a Dubrovnik, en un recorrido de 11 horas aproximadamente.



Al día siguiente amanecí observando el mar Adriático, cuyas aguas mi antepasado navegó en algún momento de su vida. Alrededor de las 8 de la mañana el autobús llego a Dubrovnik, en donde me esperaba el Capitán Milan Curlica. En su departamento nos esperaba su esposa, Sonja Curlica, quién con su desayuno hizo que recordara mi casa, tan lejos de aquella ciudad en Europa.


Durante ese día conocí la ciudad antigua, la cual es una joya arquitectónica única, por eso a Dubrovnik se la conoce como la “Perla del Adriático”. Tuve la oportunidad de recorrer las antiguas calles donde transitó mi tatarabuelo hace más de 150 años atrás. Para mi interior yo sentía que había cerrado el círculo, el cual inició mi antepasado al venir a América, y yo ir a su tierra, a Croacia.

Durante esos días también conocí Mokosica, ubicada a 15 minutos en carro desde Dubrovnik. Mokosica es la localidad de donde salieron varios raguseos hacia América y el mundo, uno de ellos Ivo Curlica, además Tomo Knezevic y los hermanos Uskokovic Silje. Visité el cementerio del antiguo Mokosica, en donde encontré los apellidos citados escritos en las tumbas.

En pocas palabras, puedo decir que mi viaje a Dubrovnik y Croacia fue la mejor experiencia de vida en mi adultez, ya que me demostró que cuando el ser humano tiene sueños y pelea por ellos, estos terminan lográndose.