miércoles, 12 de agosto de 2009

3. DIÀSPORA CROATA: ETAPAS DE MIGRACIÒN


Ecuador y Croacia han mantenido una relación histórica de inmigración por muchos años, la cual talvez se remonta hacia fines del siglo XIX. No existe información en alguna entidad pública que así lo certifique.


A pesar de aquello, la presencia de croatas en Ecuador se puede asemejar a la experimentada en varios países de Sudamérica, como Argentina, Chile y Perú, hacia los cuales llegaron muchos inmigrantes en distintas épocas.


Varios libros editados tanto en Sudamérica como en Croacia diferencian tres etapas:


El primer grupo humano fueron parte de la migración masiva que se originó en Croacia hacia América entre 1880 y 1920, debido a razones económicas en su mayor parte, mientras que otros fueron parte de la “migración en cadena” (un ciudadano mandaba a buscar a otro familiar), que se desarrolló como una moda en aquellos años en el litoral dálmata.


Dichos inmigrantes llegaron con la nacionalidad austriaca, ya que en esa época, el actual territorio croata era parte del Imperio Austro-Húngaro. Entre aquellos ciudadanos se encontraban Ivo Curlica (Juan Ciurliza), Tomo Knezevic (Tomás Kenezevich), Gregorio y Jakob Uskokovic Silje, Marko Kravarovic; quienes se asentaron en varias localidades de las provincias de Manabí y Guayas, tales como Machalilla, Bahía de Caráquez y Guayaquil.

La mayoría de ellos se dedicó al comercio. Estos ciudadanos austriacos fueron atraídos por la fiebre de la tagua, o marfil vegetal blanco. Dicho fruto se encontraba en las montañas manabitas, y era exportado a Europa para fabricar especialmente botones.


Los sitios exactos de procedencia de todos aquellos ciudadanos que llegaron en esta primera etapa, no se han podido determinar fácilmente; sin embargo, tomando como fuente el libro “Los Croatas y América” de Ljubomir Antic, se cita textualmente que “los croatas que llegaron a Chile, eran mayoritariamente de la isla de Brac (Brazza), y los croatas que arribaron a Perú eran originarios del área de Dubrovnik, o también conocida como la República de Ragusa”.

Los apellidos citados Curlica, Knezevic, Uskokovic y Kravarovic eran originarios de Mokosica, Dubrovnik, mientras que el apellido Tramontana era proveniente de la isla de Vis.


Un segundo grupo humano llegó después de la Segunda Guerra Mundial. Sudamérica recibió a muchos croatas, en esa época llamados Yugoslavos, ya que la actual Croacia pasó a formar parte de la primera Yugoslavia, o también conocida como el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, en 1918.


Aquellos inmigrantes venían escapando de la represión política del naciente estado, y varios países latinoamericanos como Argentina y Perú los acogieron en sus territorios. Algunos de esos ciudadanos llegaron a Ecuador e hicieron sus vidas.


Una tercera etapa se ha producido en los últimos años, en los cuales han llegado a Ecuador ciudadanos croatas por fines comerciales, negocios y religiosos.

No hay comentarios: